La fábrica de embutidos y salazón de jamones "Marabé" estrena sus nuevas instalaciones en el polígono industrial

La nueva fábrica ocupa una superficie de 1.250 m2, generará seis puestos de trabajos y en ella se han invertido 800.000 €

PUBLIREPORTAJE

El fundador y responsable de este éxito empresarial es Manuel Rodríguez Marabé que desde niño vivió en su familia el ambiente propio de carniceros y chacineros, actividad que ejerció de joven junto a su padre hasta que en 1.996 creó su propia empresa que, con el apoyo de Carmeli, su mujer, y sus hijos, ha ido progresando hasta presentarnos el logro actual.

La nueva fábrica ocupa una superficie de 1.250 m2, generará seis puestos de trabajos y en ella se han invertido 800.000 € con una subvención de 180.000, aún pendientes de recibir. Todas las instalaciones cumplen con la normativa sanitaria y de higiene para la elaboración y comercialización de sus productos.

Su secadero natural de jamones, de 360 metros cuadrados, tiene una capacidad de 25.000 piezas y los dos artificiales para 1.750 piezas cada uno, en ellos se generan las condiciones óptimas de temperatura y humedad que requiere el proceso de secado natural para dar a los jamones unas magníficas cualidades. Su actual estimación de producción es de 2.000 kg., semanales de embutidos, orejas, caldillo, etc. y unos 3.000 lomos, 1.500 jamones y 1.500 paletas, anuales.

Instalaciones: dos secadores de embutidos. Sala de obrador. Cámara de tripas. Cámara de masas. Almacén de especias. Tres aseos. Oficina. Sala y cámara de cocido y salida de cocido. Cámara de fresco y salida de fresco. Cámara de congelación. Sala de despiece. Entrada de canales y productos frescos. Cámara de canales. Báscula de 1.500 kg. Cámara de tocinos y huesos salados. Cámara de salazón de tocinos y jamones. Dos secaderos de jamones. Sala de bandejas. Sala de lavado de bandejas. Secadero natural de jamones. Sala de cartonaje y embalaje. Cámara de productos terminados. Sala de expedición. Depósitos de agua caliente.