Litografía publicada por Nuevo Diario de Badajoz
Litografía publicada por Nuevo Diario de Badajoz / Cedida

Informe del General Martín de la carrera sobre la Batalla de La Albuera

  • Aportación del exprofesor del IES 'Campos de San Roque', José Sarmiento Pérez

José Sarmiento Pérez fue durante trece años, profesor de Geografía e Historia en el IES ‘Campos de San Roque de Valverde de Leganés’ y ha colaborado en varias ocasiones con Hoy Valverde, aportando artículos e informaciones históricas de interés para los valverdeños.

En esta ocasión aporta el contenido de un documento manuscrito inédito sobre la Batalla de La Albuera, planeada en la casa nº 1 de la calle Las Torres de nuestra localidad.

INFORME DEL GENERAL MARTÍN DE LA CARRERA SOBRE LA BATALLA DE LA ALBUERA

José Sarmiento Pérez

El 16 de mayo de 2018 se conmemoró el aniversario de los 207 años transcurridos desde la Batalla de la Albuera. Por ese motivo, me ha parecido interesante dar a conocer un oficio, enviado por el general Martín de la Carrera, al Jefe del Estado Mayor, desde el Cuartel General de Olivenza, el día 22 de mayo de 1811.

Martín de la Carrera nació en Málaga en 1773. Fue capitán en la guerra contra la República francesa. Luchó en Asturias, Galicia, Levante y Extremadura. Fue Jefe de la División del Miño en 1809. Su “Proclama a los juramentados que hay en Badajoz”, enviado desde el cuartel general de Valverde de Leganés, 24 de mayo de 1811, con la que intentó convencerles de su error, se publicó en Conciso, nº 3, el 3 de junio de 1811. Fue mariscal de campo de los Reales Ejércitos y general de la Vanguardia del Ejército de la Izquierda. Murió el 26 de enero de 1812 en Murcia, luchando contra el ejército francés.

El día 13 de mayo de 1811, se reunieron en Valverde de Leganés, Javier Castaños y William Beresford con sus respectivos generales, para trazar el plan de operaciones. Se acordó presentar la batalla a los franceses en las cercanías de La Albuera, lugar que no ofrecía especiales condiciones como campo de batalla, pero sí el de permitir una rápida concentración de las unidades militares. Aunque se había acordado con el duque de Wellington que el mando supremo de la batalla lo ostentara el general de más graduación y mayor antigüedad, (rango que correspondía a Castaños), éste renunció al honor del mando en jefe a favor de quien aportara mayor contingente de tropas, (que era Beresford), por lo que fue este general inglés quien tuvo a sus órdenes a los distintos ejércitos aliados.

Martín de la Carrera redactó este documento manuscrito inédito, que se conserva en el Archivo Histórico Nacional, a los seis días de haberse librado dicha contienda. El documento se puede dividir en dos partes claramente diferenciadas. En primer lugar, el general hizo una descripción breve sobre el desarrollo de la batalla planeada en la localidad valverdeña, y en segundo lugar, se centró, desde su punto de vista, en una serie de observaciones y reflexiones sobre su resultado, haciendo hincapié en la disciplina y en la caballería como presagio para la victoria.

En la transcripción resumida del documento podía leerse lo siguiente: “El 16 de mayo en el campo de la Albuera tuvo efecto la batalla de este nombre y a porfía nuestras tropas con las inglesas se disputaron la gloria. Nuestras fuerzas eran 20.000 ingleses o portugueses de Infantería, y 2.000 de caballería, y 13.000 infantes y 1.100 caballos españoles, a saber: 11.000 infantes y 1.000 caballos del Cuarto Ejército, y 2.000 infantes del Quinto, mandados por el brigadier España y 500 caballos por el Conde de Penne- Villemur. Todo el ejército combinado lo mandaba el mariscal Beresford (…) El terreno era muy despejado, aunque onduloso, y la posición se tomó a lo largo de la Ribera de la Albuera, accesible por todas partes, y en dos líneas, con el grueso de la caballería al flanco derecho, y algunos cuerpos al izquierdo, sostenido por columnas de batallones. El enemigo tenía a su espalda y flanco izquierdo, un bosque de dos leguas de profundidad, y más de una de frente, y la línea corría del Almendral a la Albuera. Empezó la acción por un reconocimiento de toda la línea, y un ataque falso por la izquierda, realizando el ataque por la derecha, puesto que ocupaban nuestras tropas.

Lo despejado del terreno hizo conocer pronto el verdadero ataque, así fue oportunamente reforzada la derecha por la División del general Stuart, que bizarramente cargó a los enemigos, y aunque fue invadida por 600 lanceros polacos las sostuvieron tan vigorosamente nuestras tropas, se verificó el paso de las líneas y algunos cambios de frente con tres cargas a la bayoneta, como en una parada; distinguiéndose a porfía los generales Zayas, Stuart, Lardizaval, Ballesteros, Coll y España, y animados todos con la presencia de los generales en jefe que estaban muy cerca. Cargó bizarramente nuestra caballería del Quinto Ejército el flanco de los polacos, y aunque mil dragones salieron a sostenerlos temieron a nuestros mil granaderos, y carabineros con el Regimiento del Rey que los amenazó de cerca. Los enemigos retiraron con tiempo su artillería y protegidos de su reserva lograron repasar el arroyo, aunque en dispersión, rehaciéndose algo después (…) el punto atacado que era una loma a la derecha fue tomada siete veces, tres por los enemigos y cuatro por los nuestros, así quedó cubierta de cadáveres de ambos partidos.

Los enemigos han perdido seis generales, tres muertos en la acción que son Werlé, Pepin y Brayere, jefes de división, y tres heridos, Gaza, jefe del Estado Mayor, Girard y Mazarrín de División; 400 soldados a pesar de sus lanzas e intrepidez y hasta 700 hombres de todas armas, con 600 o 700 caballos, pues no intentaron más cargas de caballería respetando la nuestra, con la que hubo una brillante escaramuza al principio con dos Escuadrones, el de Granaderos y el de Instrucción del Cuarto Ejército.

Los enemigos protegidos del bosque, curaron en él sus heridos, empezaron desde luego a retirarlos y sin carros ni víveres se mantuvieron dos días a la vista de nuestras tropas, siendo continua su deserción, y el 19 de retiró su caballería de nuestra vista, seguida de cerca de la nuestra y para sostener a ésta la División de Lardizával, con tres batallones o una brigada ligera de Cazadores Ingleses.

La misma mañana se hizo prisionero a un teniente coronel del 26 de Dragones llamado Borbón quien había mandado una columna móvil, en el Condado de Niebla, conocía mucho el país, y era grande estafador y desbastador lo que hace más apreciable su presa.

El enemigo en su retirada va abandonando sus mismos heridos, dejando bien marcado el rastro. Pasa de 3.000 cadáveres los hallados en el campo de batalla, en el bosque y en el camino que llevan los enemigos con más de 600 heridos los recogidos hasta ahora. El 19 quedaron en la Solana, el 20 en Almendralejo, el 21 en Fuente del Maestre, y el 22 en los Santos y Zafra, llevando muchos heridos sobre la mitad de los caballos de su caballería, que llevan a pie, sin atreverse a separarse unos de otros, así el hambre les molesta y van tan despacio, ayer salieron de Zafra y los Santos en dirección a Llerena. Nuestros generales perdieron caballos en la acción y tuvieron balazos en el vestido, habiendo sido levemente heridos Stuart, Coll y España.

El resultado para el militar observador ha sido: 1º) convencerse más y más del sentado principio que la disciplina radicada es el presagio cierto de la victoria. (…) El 2º resultado, es la consecuencia demostrable de la influencia de una caballería numerosa y en buen pie. (…) Es otro resultado, siguiendo la historia de la batalla, que la caballería de los aliados contribuyó a la victoria. (…)

Ahora bien, demostradas como quedan las ventajas de una numerosa y bien asistida caballería, lo que la hace crecer, parece podremos extendernos a discutir sobre el resultado de las grandes batallas, y veremos que, en Burgos, en Ocaña y en Santa Engracia, venció la superioridad de ésta en favor de los que la tenía, es decir, los enemigos; y en Talavera y la Albuera venció la superioridad de ésta, es decir, los aliados. (…) Cuartel General de Olivenza, 22 de mayo de 1811, Exmo. Sr. Martín de la Carrera. Exmo. Sr. Jefe del Estado Mayor”.

HOY

HOYValverde de Leganés

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO

    • - Ayuntamiento de Valverde de Leganés
    • - Casa de la Cultura
    • - Consultorio Médico
    • - Anunciantes
    • Centros educativos de Valverde:
    • - Colegio Cristo Crucificado
    • - Colegio Público César Hurtado Delicado
    • - IES "Campos de San Roque"