La Diabla durante su recorrido, destruyendo todo a su paso / Fernando Negrete Sosa

'Fuga de la Diabla' Más de 5.000 personas viven el regreso de 'La Diabla'

La Fiesta de Interés Turístico Regional de Valverde de Leganés regresó tres años después superándose en participación, asistencia y espectacularidad

Fernando Negrete Sosa
FERNANDO NEGRETE SOSA

Tres años después, Valverde de Leganés volvió a celebrar su fiesta más representativa, la 'Fuga de la Diabla', y lo hizo por todo lo alto, superando las ediciones anteriores en participación, asistencia y espectacularidad. Sin duda alguna, ha sido una de las ediciones más destacadas que quedará en el recuerdo de los varios miles de personas que llenaron las calles de Valverde durante la noche de este sábado.

Pasadas las 22.00 horas, con el pueblo sumido en la oscuridad, los cientos de personas presentes en la plaza de Luis Chamizo fueron testigo de la salida de la gran protagonista, la Diabla, que tras burlar la vigilancia de San Bartolomé logró escapar de su cautiverio en la torre de la iglesia para comenzar su destrucción por las calles valverdeñas. Como siempre, estuvo acompañada por un inmenso séquito compuestos por farolillos, cuervos, malignas, gigantes, demonios y un sinfín de seres diabólicos. Juntos demostraron su poder, dispuestos a destrozar todo a su paso y sembrar el pánico por cada uno de los rincones de la localidad.

Destrucción

Durante su recorrido, la Diabla y su ejército fueron asustando a los cientos de personas que la acompañaron, también destruyeron todos los elementos colocados para detenerla, como los Altares del Bien con los Productos de la Tierra, las Cruces de Caravaca, los velones y luminarias, etc. Nada logró parar a la maligna que se observaba más poderosa que nunca después del encierro de tres largos años. El inmenso ejército marchó a sus anchas, sembrando el terror y el pánico por todos los rincones, ante la mirada de los numerosos visitantes, que muy atrevidos y osados, visitaron Valverde para no perderse este regreso de La Diabla. Los más pequeños, en especial, no lo pasaron muy bien, pero también hubo algunos jóvenes y adultos que se llevaron un buen susto para el cuerpo.

El recorrido finalizó en el auditorio municipal, que ya se encontraba abarrotado, con varios miles de personas en sus gradas y los muchos que tuvieron que ver el espectáculo de pie, todo por no perderse esta vigésima edición de la Fuga de la Diabla, que además cumple su séptimo aniversario como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Galería.

Ya comenzado el espectáculo, la alegría de la fiesta de los Coros y Danzas de Valverde se vio interrumpida por el aviso de lo que estaba ocurriendo por la localidad y lo que iba a suceder en el auditorio. Tras lo cual, la protagonista dio entrada bajo un gran espectáculo de luz y sonido, acompañada por su fiel ejército.

Dos Bartolos ganadores

Después de los bailes del Grupo de Sevillanas, los hechizos y conjuros del mal, la 'Diabla' eligió al 'Bartolo' vencedor, pero en esta noche hizo una excepción y salvó a los dos finalistas, el León y Dumbo, que dieron una vuelta de honor a hombros de sus creadores librándose de las llamas del fuego.

La Diabla salva a los dos Bartolos finalistas de las llamas del fuego

Galería. La Diabla salva a los dos Bartolos finalistas de las llamas del fuego / Fernando Negrete Sosa

Tras ello, volvió el ambiente hostil comandado por la maligna, con continuó con sus intenciones de destruir todo, pero en ese momento aparecieron las Fuerzas del Bien, con otro fuerte y numeroso ejército, y con sus hechizos salvadores para enfrentarse al mal. Comenzó entonces una dura batalla entre el bien y el mal y la luz blanca de la esperanza comenzó a contrarrestaba la oscuridad. Pero no fue nada fácil, hubo muchas bajas en ambos bandos y finalmente, Diabla y el 'Ángel del Bien' se enfrentaron en un duro combate. Finalmente, la Diabla fue derrotada, yaciendo en el escenario hasta que es encerrada por los ángeles blancos y devuelta a su cautiverio en la torre de la iglesia, donde permanecerá encerrada bajo la vigilancia de San Bartolomé, por lo menos, un año más.

Celebración

La celebración del Bien fue por todo lo alto, con música, luces y fuegos artificiales, demostrando una vez más que están por encima del Mal. Comenzaron en este momento los abrazos, los besos, las felicitaciones, las fotografías, todo para llevarse un bonito recuerdo de esta edición de la 'Fuga de la Diabla', la más esperada de todas.

El Ángel del Bien vence a la maligna en la batalla final

Galería. El Ángel del Bien vence a la maligna en la batalla final / Fernando Negrete Sosa

Tras el espectáculo, las terrazas de los bares y establecimientos se llevaban, si no lo estaban ya, al igual que la plaza de la Constitución donde tuvo lugar el concierto 'Diabla Fest', con la actuación del DJ Rufino García y de Sonia Madoc. El intenso, pero corto concierto de la cantante fue bailado por varios cientos de personas que disfrutaban de este final de fiesta hasta altas horas de la madrugada.

Toca hacer balance

La noche transcurrió sin incidentes y la 'Fuga de la Diabla' siguen demostrando porqué es un claro referente dentro de la región extremeña. A Valverde acudieron personas de todos los rincones para presenciar esta peculiar fiesta que continúa creciendo. Este año han vuelto a participar en ella más de 600 personas, que de una forma u otra son los que hacen que este espectáculo sea lo espectacular que es.

Son muchos los colectivos participantes que hacen posible su existencia como los Coros y Danzas, el Grupo de Sevillanas, Grupos de mayores, las peñas participantes en los Bartolos, los técnicos de luz y sonido, la Policía Local, Protección Civil, Bomberos, Servicios Sanitarios, Centro Especial de Empleo, los organizadores, y los cientos de valverdeños, entre otros, que participan y trabajan para hacer de esta fiesta un gran espectáculo. Ahora toca hacer balance de la celebración para seguir mejorando y que el año que venga la fiesta se supere.