Gran éxito en las fiestas de "Los Bartolos" y "La Diabla"

"La Diabla" en su recorrido por las calles de Valverde de Leganés
DIABLAS Y BARTOLOS

          El pasado fin de semana las fiestas de Los Bartolos el sábado y Las Diablas el domingo, transformaron Valverde de Leganés en escenario de  una velada desenfadada y alegre con los primeros, y otra misteriosa y mágica con La Fuga de La Diabla.

          El programa de Los Bartolos se inició a las 21 horas con la apertura del "Mercado Medieval Mágico" instalado en la calle Ángel Velázquez (c/ Sastres) y plaza de la Biblioteca, y con el Pregón de Convocatoria  avisando al vecindario del peligro de "La Fuga de la Diabla".  Tras el Pregón se celebró la Fiesta Oficial de Los Bartolos en la Plaza de la Constitución, que cada vez se queda más pequeña para este espectáculo y donde 18 peñas de jóvenes y mayores exponían sus casetas  invitando a vecinos y visitantes a degustar los distintos platos que habían elaborado. Cada grupo exponía su "Bartolo" intentando ser el ganador, y así ser salvado de las hogueras de "Las Diablas". La calidad de estos trabajos se supera año a año dificultando así la elección del ganador. La fiesta tuvo su complemento con un espectáculo de animación musical,  y este año, también la lluvia, que, aunque refrescó la sofocante noche, hizo que el numeroso público tuviera que buscar refugio en varias ocasiones y provocó algunas caídas en el resbaladizo piso de la plaza.

          La presencia de público a este espectáculo se incrementa de forma continua; este año hubo momentos en los que era prácticamente imposible cruzar la Plaza o acercarse a las casetas instaladas. De continuar con esta dinámica "Los Bartolos" necesitarán una ampliación del espacio que facilite tanto el montaje como la visita a los distintos puestos.

          En la noche del domingo, con las campanadas de las once, La Gran Diabla, tras escapar de la custodia del Santo Patrón San Bartolomé, y protegida por un cortejo protector de decenas de diablas, ocupó la plazoleta trasera de la Iglesia donde esperaban cientos de personas y una ambientación de luz y sonido que impresionaba, especialmente a los más pequeños que asustados buscaban la protección de sus padres. La comitiva recorrió calles y plazas sumidas en la oscuridad, sembrando de miedo y terror a propios y extraños, y haciendo del fuego su defensa contra las Cruces de Caravaca y elementos de la tierra que se habían colocado en las distintas plazas del recorrido en un intento de ahuyentar y alejar a las malignas. En el lugar de "Las Piletas", donde se encontraban todos "los bartolos" y numeroso público, la Gran Diabla eligió el muñeco "Fauno" de la peña "Carpe Diem" que se salvó de la espectacular hoguera en la que, poco después, ardieron los demás. Llegada la multitudinaria comitiva a la Plaza de la Constitución, se inició el último acto de esta representación. El ejercito del Mal se enfrentó a las Fuerzas del Bien en la Gran Batalla Final. Abanderados, ángeles blancos y negros, diablillos, zangarrones y otros elementos protagonizaron la lucha ante una plaza abarrotada. De nuevo la Gran Diabla fue capturada y llevada cautiva a San Bartolomé en la torre de la Iglesia, celebrándose en sus traseras la victoria con bailes y canciones de "buenos y malos" y numeroso público alrededor de una gran hoguera símbolo del fuego purificador.

           Varios miles de personas han presenciado los distintos episodios de estas fiestas en cuyo montaje la Universidad Popular de Valverde de Leganés sigue contando con la profesionalidad del Grupo de Teatro "Guirigay", con los numerosos voluntarios y peñas juveniles y de amigos que colaboran en el desarrollo del programa y con la Policía Local y Protección Civil que controlaron la seguridad del espectáculo.