Expertos buscan métodos para que las ovejas no dañen cultivos como el olivo

Al frente de las pruebas están el ingeniero agrónomo Mariano Cancho y Paula Berrocal Pagador, a solo dos asignaturas de la misma ingeniería

Ovejas en el campo extremeño.:: Cedida
ACTUALIDAD

En la finca "El Higueral" de Valverde de Leganés, se está realizando una interesante experiencia "educativa" con ovejas para conseguir que estos animales y otros rumiantes no perjudiquen cultivos como el olivo, vid, frutales, etc.,  y a la vez sean utilizados como recurso para reducir el uso de pesticidas y fertilizantes, y abonar el suelo con los nutrientes de sus excrementos.

Al frente de estas pruebas se encuentran el ingeniero agrónomo, Mariano Cancho y Paula Berrocal Pagador a solo dos asignaturas de la misma ingeniería. Cuentan con la colaboración del veterinario Rafael Calero Carretero y de Joaquín Delicado Valverde, y el asesoramiento del dueño de la finca y de los animales, el veterinario valverdeño Pablo Berrocal García.

La experiencia

Uno de los mayores factores que limitan el pastoreo de rumiantes en sistemas extensivos es el daño que estos pueden causar por el consumo de las plantas de interés económico agrícola y/o forestal.

Los animales pueden consumir plantas que contienen toxinas, pero limitan su consumo de acuerdo a la concentración de las mismas. El malestar causado por las toxinas a su vez, ocasiona que los animales consuman pequeñas cantidades de una gran variedad de plantas.

La aversión condicionada se basa en un aprendizaje asociativo en el que el animal aprende a evitar un alimento mediante su asociación con un agente inductor de malestar

Esta condición de aversión alimentaria puede ser inducida a través de sales de litio, que ha sido utilizado satisfactoriamente en rumiantes para evitar el consumo de ciertas plantas. Cuando se asocia la sal de litio con algún alimento, la aversión es más efectiva cuando la severidad del malestar es mayor y la comida es nueva para el animal.

El objetivo de este trabajo fue determinar el efecto del acondicionamiento aversivo y la duración de la exposición sobre la modificación de los hábitos alimenticios en ovejas  merinas (27 borregas y 3 adultas), para evitar el consumo de hojas del olivo y determinar el contenido de litio en leche a 24, 48 y 72 horas. El experimento constó de una fase de adaptación de las ovejas al consumo de ramón de olivo, y otra experimental que incluyó el acondicionamiento (inducción del malestar digestivo) y la exposición (el ofrecimiento de las plantas en estudio) y una prueba final de comportamiento ingestivo.

En la fase de adaptación, a las borregas  se les hizo un ayuno de 24 horas con paja y agua. A continuación le ofreció continuamente, ramas de olivos durante 24 horas. Este procedimiento permitió asegurar que los animales consumieran ramón de olivo en la fase experimental, no presentando ningún comportamiento neofóbico alimenticio.

La aversión se consiguió con una sola dosis de LiCl  225 mg/kg PV

Este comportamiento aversivo de las ovejas merinas hacia las hojas de olivo, fue similar a los estudio realizados por Elena Albanell Trullas, profesora de la Facultad de Veterinaria de la  Universidad Autónoma de Barcelona, en ovejas  (Laucaune, Manchega  Ripollesa)

España, se usan actualmente pesticidas o maquinaria agrícola para eliminar las hierbas, pero estas prácticas pueden dar lugar a una larga lista de problemas medioambientales por los residuos originados o por la compactación del suelo que puede producir la maquinaria. Un sistema más agrosostenible y respetuoso con el medio ambiente pasaría por controlar la vegetación herbácea no deseada mediante el pastoreo de ovejas y cabras, ya que se evita el uso de pesticidas y de fertilizantes, y además sus heces aportan nutrientes al suelo.

La aversión a estas plantas se desarrolla gracias a un mecanismo natural de los animales que es necesario en el aprendizaje para saber qué alimentos son saludables y cuáles pueden ser tóxicos.

Resultados

Los borregos que recibieron LiCl después de consumir el ramón de olivo, adquirieron inmediatamente la aversión hacia el ramón y en general, evitaron consumirla durante la exposición. Durante esta prueba se observó que cada vez que estos borregos se aproximaban al olivo, las olían, comisqueaban y generalmente las rechazaban, dirigiéndose a la vegetación herbácea a consumirla

De acuerdo a los resultados, se concluye que el acondicionamiento con LiCl  es efectivo ya que se  logró la modificación de los hábitos alimenticios de los borregos y  las ovejas desde el primer día, reduciendo al máximo el consumo del ramón de olivo.

Este acondicionamiento en animales puede ser de utilidad para modificar la dieta y evitar el consumo de plantas cuando las ovejas pastorean en plantaciones olivos, viñas, frutales y repoblaciones forestales.