Los exámenes de auxiliar de enfermería se adelantan al 27 de abril

Olga Leo, Raquel Micharet, Carmen Holguera e Inés Benítez opositarán el próximo 27 de abril. :: c. moreno/
Olga Leo, Raquel Micharet, Carmen Holguera e Inés Benítez opositarán el próximo 27 de abril. :: c. moreno

El SES comunica el cambio para evitar la coincidencia con el despliegue logístico de las elecciones generales del día 28

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Finalmente no habrá oposiciones de auxiliar de enfermería el día de las elecciones generales. El Servicio Extremeño de Salud ha decidido adelantar un día la fecha del examen de Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería (Tcae) para evitar coincidir con el despliegue logístico del día de los comicios. Por lo tanto, el sábado 27 se celebrarán estas pruebas, que tendrán lugar en los campus universitarios de Badajoz y Cáceres.

La Administración regional trasladó ayer esta propuesta a la Mesa Sectorial de Sanidad. Según indica el SES, el cambio obedece a «la responsabilidad con los opositores y a la coordinación con el resto de comunidades autónomas que celebran también oposiciones ese día». De ese modo, se cumple uno de los objetivos, que el examen sea al mismo tiempo en varias regiones.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ya adelantó el martes que el objetivo era modificar la fecha pero sin desplazarla mucho del 28 de abril para no perjudicar a los opositores.

Con esta decisión, el SES señala que garantiza la cobertura asistencial y la seguridad en el día del examen sin que afecte a la organización electoral del 28 de abril.

La decisión de celebrar los exámenes el 27 de abril se trasladará este viernes al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para su ratificación con el acuerdo de las demás comunidades autónomas. Pero en realidad será un mero trámite, ya que las competencias son de los gobiernos regionales.

Apoyo sindical

La decisión de adelantar la fecha de los exámenes cuenta con el apoyo de la mayoría de los representantes de los trabajadores. Victoria González, del sindicato de auxiliares de enfermería USAE, señala que su propuesta también era celebrar las pruebas el día 27. Según indica, los opositores prefieren esa jornada. «La gente lleva muchísimo tiempo preparándose», afirma, y un aplazamiento hubiese sido más perjudicial.

Además, señala que el principal objetivo era que todas las comunidades autónomas coincidieran en el mismo día. Y como en otras regiones la celebración de las pruebas requería ocupar colegios e institutos, que también son necesarios para las elecciones, lo mejor era cambiar el día de los exámenes.

Emilia Montero, de CSIF, apunta que adelantar los exámenes al día 27 también era su propuesta. De ese modo se podrá conciliar el derecho al voto y evitar el efecto llamada, ya que de los casi 10.000 aspirantes a las 820 plazas convocadas más de 2.700 proceden de otras comunidades autónomas, que pagaron los derechos de examen en Extremadura debido a que la región fue la primera en convocar la oposición.

De ese modo, cualquier opositor que se hubiese presentado en su comunidad autónoma el día 27 podría haber participado también en las pruebas de Extremadura el 28.

Francisca Gómez, de CC OO, indica que para su formación la decisión de cambiar la fecha era la más acertada para evitar las complicaciones que puede causar la coincidencia con las elecciones. Pero añade que, en caso de modificación, reclamaban que fuese la menor posible, como finalmente ha sido.

A su juicio, lo fundamental es que estas pruebas se celebren al mismo tiempo en todas las comunidades autónomas, algo que también se ha conseguido al consensuar los exámenes para la jornada del sábado 27 de abril.

Sin embargo, Felipe Bachiller, de UGT, considera que no hay ningún motivo que justifique el cambio de fecha para los exámenes de auxiliar de enfermería. En su opinión, no hay razones legales, burocráticas, asistenciales o de orden público que aconsejen trasladar la oposición al 27 de abril.

Junto a esto, señala que hay siete comunidades autónomas que ya fijaron una fecha distinta al 28 de abril. Y que, si lo que se busca es consenso, hay otras tres que ya han decidido por su cuenta adelantar las pruebas al sábado 27.

Damián Cumbres, del sindicato de enfermería Satse, entiende que hay que conciliar el derecho a votar el 28 de abril con los derechos de los opositores, por lo que cree que adelantar un día las pruebas es la mejor opción para todas las partes. Por último, María José Rodríguez, del sindicato médico Simex, señala que su formación no tiene impedimento en que se decida lo que se considere más oportuno para los opositores y para el colectivo de auxiliares de enfermería.

Más