Panel informativo instalado junto al Almendro Real / José María Franco

Almendro Real

El Almendro Real ya cuenta con su señalética

Se han instalado varias señales que conducen hasta el ejemplar y un panel informativo del mismo

FERNANDO NEGRETE SOSA | JOSÉ MARÍA FRANCO

El Ayuntamiento de Valverde de Leganés ha mejorado la señalización para facilitar las visitas al Almendro Real, árbol catalogado como singular de Extremadura desde el año 2014, y que, sin duda alguna, forma parte de este importante grupo de árboles monumentales de nuestra región. Además de marcar la ruta hacia el ejemplar, el Ayuntamiento ha instalado un panel informativo sobre este magnífico almendro, patrimonio natural de nuestro pueblo.

La señalética consta varias indicaciones que conducen por los caminos hasta llegar al ejemplar indicado. Allí, en el panel informativo, se pueden ver algunas imágenes del almendro junto a información detallada del mismo, su ficha técnica su historia, otros lugares de interés cerca del mismo, etc.

Que un pueblo se reconozca en los árboles como señal de identidad, simboliza, entre otras muchas cosas, el respeto por su pasado, su cercanía a la naturaleza y su arraigo a la tierra.

Dicen que quien planta un árbol, bajo el cual sabe que nunca se sentara, es que ha empezado a descubrir el verdadero significado de la vida. Aquellos que los admiran, respetan y cuidan, también son conscientes de la necesidad vital de estos seres vivos.

Señalética hacia el Árbol / José María Franco

Un total de 300 años, quizás alguno más o alguno menos, da igual, pero el almendro ha estado ahí y quizás siga estando cuando muchos ya no estemos y seguirá anunciando la pronta llegada de la primavera.

El árbol es uno de los más grandes misterios que tiene la vida. El Almendro Real es un símbolo de Valverde de Leganés, un patrimonio vivo. Cualquiera que camina entre los olivos y se encuentra con el Almendro Real siente algo especial, algo que conecta su parte más íntima con la naturaleza, una comunicación emocionante que nunca te deja indiferente.

Aprender a tener otra mirada sobre los árboles, es una de las mejores maneras de asegurar nuestro futuro.