La Virgen de la Soledad vuelve a las calles de Valverde de Leganés/Fernando Negrete Sosa

La Virgen de la Soledad vuelve a las calles de Valverde de Leganés / Fernando Negrete Sosa

Semana Santa Cuatro años después, la Virgen de la Soledad vuelve a las calles de Valverde de Leganés

La pandemia, en los dos últimos años, y la lluvia en los dos anteriores, evitaron que la Virgen de la Soledad saliera en la que puede ser la procesión más emotiva y de más devoción en Valverde de Leganés

Fernando Negrete Sosa
FERNANDO NEGRETE SOSA

Desde abril del 2018 no salía en procesión la Virgen de la Soledad en la que puede ser la procesión más emotiva y de más devoción de Valverde de Leganés, la procesión del silencio. Este año, por fin ha vuelto a las calles de Valverde de Leganés, acompañada de un gran número de fieles que realizaron el recorrido hasta cerca de las dos de la madrugada.

El recorrido se inició pasadas las 23.30 horas en la parroquia de San Bartolomé, de donde salió la imagen de la Virgen a hombro de los fieles. La comitiva partió por la plaza Luis Chamizo, calle San Juan, Félix Rodríguez, Goleta, Riscos, San roque, San Antonio, Reyes Huertas, Llano del Lagar, Virgen de Guadalupe, Plaza de la Constitución, Las Torres, Olivenza y Luis Chamizo, para volver de nuevo a la parroquia. El recorrido, una vez más, estuvo acompañado por el párroco de la localidad, José María Sánchez, la presidenta de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia; y parte de la corporación municipal.

Vuelta al templo

Al finalizar, con los fieles en la plaza de Luis Chamizo esperando para ver a la Virgen volver al templo, el párroco se dirigió a los presentes para agradecerles la devoción y el respeto mostrado durante toda la noche, y pidiendo colaboración para las actividades de este sábado santo. Tras varios rezos, la imagen de la Virgen de la Soledad volvió a la parroquia con mucho esfuerzo y sumo cuidado por parte de los vecinos valverdeños.

Prácticamente todo lo que llevaba la Virgen este año era de estreno, la corona, el manto y el traje.

Como en el resto de las procesiones, tanto Policía Local como Protección Civil controlaron el tráfico y velaron por la seguridad de los participantes.