Juveniles

Los juveniles son de Primera

Celebración del ascenso conseguido por los juveniles/Fernando Negrete Sosa
Celebración del ascenso conseguido por los juveniles / Fernando Negrete Sosa

Consiguen el ascenso después de ganar a un buen Malpartida por 4-3 en el encuentro de vuelta

FERNANDO NEGRETE y FNS

Los juveniles del Racing Valverdeño han conseguido el ascenso a Primera División Juvenil Extremeña después de superar en la única eliminatoria, con sudores y lágrimas, a un gran Malpartida Electrocash, que ha demostrado ser un digno rival, muy fuerte y deportivo, y que han puesto las cosas muy difíciles a los de Valverde de Leganés.

4 Racing Valverdeño

Álvaro, Francisco, Raúl, David Romero, Flore, Llera (Carlos Sánchez, 69'), Javi, Juanmi (Jesús, 86'), Joaquín (José Miguel Ortiz, 89'), Manu (Antonio López, 89') y Toni (Javier Ortiz, 80').

3 Malpartida Electrocash

Juan José, José Antonio, Sergio, Juan Carlos, Jaime, Rubén, Javier, Gonzalo (David, 81'), Miguel Ángel, Jorge (Samuel, 62') y Jorge.

goles
0 – 1 Sergio (11'), 0 – 2 Jaime (27'), 1 – 2 Joaquín (36'), 1 – 3 Jaime (38'), 2 – 3 Toni (43'), 3 – 3 Manu (59') y 4 – 3 Manu (91')
árbitro
Arias Silva. Amonestó con amarilla a los locales Llera, Juanmi y Javier; y a los visitantes Sergio por partida doble, Miguel Ángel, Jorge y Juan Carlos.
incidencias
Encuentro de vuelta de la fase de ascenso a Primera División Extremeña Juvenil, disputado en el Municipal de San Roque ante unos 400 espectadores.

Cierran así una magnífica temporada, en la que se han mostrado intratables de principio a fin, proclamándose como uno de los mejores, si no el mejor, equipos de los seis grupos de la Segunda División Extremeña Juvenil.

Los de Jorge González se presentaron en el encuentro de vuelta con la ventaja del 1-2 conseguida en Malpartida. A pesar de ello, no comenzaron bien las cosas y el equipo dirigido por José Antonio González se plantó sobre el Municipal de San Roque con las ideas muy claras y aprovecharon los nervios de los locales para realizar una gran primera parte y meter un buen susto a los racinguistas.

Aunque el juego no era fluido, abusándose de balones largos y despejados, los acercamientos visitantes conllevaban peligro y, además, los de amarillo ganaban todos los balones divididos debido a su fuerte intensidad. Fruto de ello, a los once minutos disfrutaron de un golpe franco que se encargó de ejecutar el capitán Sergio estrellando el balón en la barrera, pero no perdonó en el rechace y mandó un latigazo que se coló en la portaría del Álvaro, ajustado al palo, haciendo el primero para el Malpartida.

Gol de Toni que supuso el 2-3
Gol de Toni que supuso el 2-3 / Fernando Negrete Sosa

El gol no sintió bien a los valverdeños, que comenzaron a dudar y los visitantes apretaron durante toda la primera mitad. Los verdiblancos no lograban trenzar ninguna jugada de ataque y solo mostraban peligro en acercamientos aislados, como en clara ocasión que falló Toni cuando se encontró un balón dentro del área y la quiso ajustar demasiado, corría el minuto 23. Y del posible empate a uno, al cero a dos, gracias a un gran pase entre líneas que coge a la zaga valverdeña adelantada y Jaime se encarga de marcar un auténtico golazo con una bonita vaselina. Este gol daba la clasificación a los de Malpartida y lo peor aún, los signos de reacción de los valverdeños no eran claros, hasta que en el minuto 36, un balón largo de la defensa local era aprovechado por Joaquín para empatar la eliminatoria con el 1-2.

Esperanza para los locales que se encargó de disipar nuevamente Jaime, solo un minuto después, con un fuerte chut desde fuera del área y en el que Álvaro no estuvo muy acertado. El 1 – 3 daba una importante ventaja a los visitantes y, además, evitaba cualquier posibilidad de prórroga.

Pero no acabó así la primera mitad y aún dio tiempo para ver un golpeo magistral de Javi, de una falta desde casi el córner, que se estrella en la cruceta y, a falta de dos minutos para el descanso, Toni se marcha a trompicones de tres rivales para adentrarse dentro del área y poner en el marcador el 2 – 3 con un fuerte disparo. Este gol empataba los marcadores, pero con el valor doble de los goles fuera de casa, aún estaban clasificados los visitantes.

Gol de Manu para hacer el empate a tres
Gol de Manu para hacer el empate a tres / Fernando Negrete Sosa

La segunda parte fue otra y el equipo que salió con miedo fue el Malpartida. Se olvidaron de presionar, parecía que querían aguantar el resultado y esto fue lo que dio vida a los valverdeños que necesitaban un gol mínimo, para lograr el ascenso. Este llegó el en 58, obra de Manu. Joaquín se marcha por banda izquierda y mete un buen pase en profundidad para Javi, éste centra al segundo palo donde el delantero valverdeño no perdona, dando una tremenda alegría a los suyos, y un palo tremendo a los visitantes.

Apenas un minuto después la tuvo Toni para prácticamente sentenciar, pero su tiro, muy escorado, no cogió puerta.

Los visitantes se desinflaron en esta segunda mitad y apenas se acercaron con peligro a la meta de Álvaro. La única más destacable fue con un centro largo de Sergio que cogió puerta, pero al que respondió el portero valverdeño deteniendo el balón sin complicaciones.

En los minutos finales, los visitantes apretaron algo, estaban a un gol de la clasificación, pero los locales se defendieron muy bien y lanzaron varias contras peligrosas para sentenciar y así fue, en el 91'. Buena jugada valverdeña que no finalizan a la primera, pero en el rechace, Javier Ortiz se adentra hasta la línea de fondo para asistir al segundo palo donde Manu, con su doblete particular, sentenciaba el encuentro.

Los jugadores mantean a su entrenador Jorge
Los jugadores mantean a su entrenador Jorge / Fernando Negrete Sosa

Con el pitido final, los valverdeños estallaron de alegría ante el importante ascenso conseguido, después de una larga temporada en la que se han mostrado intratable, finalizándola con cero derrotas. Además, el sabor ha sido especial después de la sanción que recibió el club hace varios años.

Sobre el terreno de juego, dos imágenes bien diferentes, la del Racing, con una gran celebración, con cánticos, bailes, baños en champán, manteos, fotografías, felicitaciones; y la del Malpartida, con unos jugadores hundidos pero que abandonaron el terreno de juego con la cabeza bien alta después de su gran eliminatoria en la que han puesto las cosas muy complicadas.

La celebración se trasladó por todo el terreno de juego y los vestuarios, para más tarde continuar por las calles valverdeñas con un ruidoso pasacalles. Ahora toca descansar y celebrar lo conseguido, y muy pronto comenzar a trabajar para disputar el año que viene la Primera División Extremeña Juvenil con equipos como el Emérita Augusta, Almendralejo, Flecha Negra, Jerez, Fuente Cantos, Coria, entre otros.

A los de Valverde les acompañarán los pacenses del Badajoz B, que han eliminado este viernes al Jaraíz, y aún quedan por resolverse el Cabezuela – Casareña, con empate a cero en la ida y el Gran Maestre – Campanario, con un dos cero a favor de los segundos.

Racing Valverdeño - Malpartida Electrocash (I)

Racing Valverdeño – Malpartida Electrocash (II)

Racing Valverdeño – Malpartida Electrocash (III)

Racing Valverdeño – Malpartida Electrocash (IV)