Los valverdeños celebran el tanto de Lauri/Fernando Negrete Sosa

Los valverdeños celebran el tanto de Lauri / Fernando Negrete Sosa

Fase de ascenso a Tercera El Moraleja sale vivo del Municipal de San Roque

Los de Juan Pegote tuvieron muchas ocasiones para llevarse un triunfo destacado, incluso un penalti, pero la falta de puntería condenó al equipo que recibió el empate con el tiempo reglamentario cumplido

Fernando Negrete Sosa
FERNANDO NEGRETE SOSA

El Racing Valverdeño dejó escapar vivo al Moraleja del partido de ida de la primera eliminatoria de la fase de ascenso a Tercera División. Los de Juan Pegote tuvieron muchas ocasiones para conseguir un triunfo destacado, pero la falta de puntería condenó al equipo, que recibió el mazazo del empate en el descuento, con el tiempo reglamentario cumplido.

Fue una gran primera parte de los valverdeños, muy superiores, con un gran planteamiento que frenó en seco al Moraleja, que no fue capaz de romper la línea defensiva local. Durante los primeros minutos, los de Pegote tantearon el encuentro, dejando a sus rivales mover la pelota, que ante la dificultad de combinar ejecutaban balones largos que una y otra vez eran recuperados por los locales. Estos, poco a poco comenzaron a combinar con peligro y a crear ocasiones, hasta siete oportunidades se pudieron contar, de las que tres de ellas fueron muy claras. Primero lo intentó Manu, tras un buen centro de Aguinaco, se revuelve en el área y su disparo lo despejan a córner; después fue Lauri que disparó con la zurda fuera del área, desviado; a los 20 minutos le tocó a Antonio Manuel, que estuvo lento en un centro de Lauri y se le anticipó el portero local; a la media hora Manu saca una falta rápido a Lauri, que se la devuelve, el delantero encara y dispara al lateral de la portería; tan solo un minuto después, Lauri coge un gran centro de Aguinaco y con todo a favor, lanza de primeras por encima del travesaño; y la más clara fue tras un robo de Antonio Manuel que propició un 3 para 1, el valverdeño cedió a Manu que solo con el portero disparó rozando el palo. En la última que fabricaron, Manu se marchaba en velocidad para encarar al portero cuando un defensor lo derribó, quitándole la bota, pero el colegiado no vio falta, ante las protestas de los locales. El único acercamiento visitante fue en un disparo de Andrés Sánchez que Murillo despejó sin apuros.

Más ocasiones

Los de Valverde salieron igual de enchufados al segundo tiempo y nada más sacar tuvieron otra de las ocasiones más claras tras un centro de Aguinaco que Antonio Manuel, a unos 6 metros de la portería, lanzó muy alto inexplicablemente. En estos primeros diez minutos, lo intentaron hasta en cuatro ocasiones más, pero ninguna rompió la igualada.

A la hora de juego, el equipo dirigido por Ulyses Pascual, reaccionó. Primero lo intento Vadillo con una vaselina que Murillo despejó al larguero. En el 64' llegó la jugada del partido de Javito, que cogió el balón en su campo y llegó hasta el área valverdeña, marchándose de Luis y Botello. Su centro al segundo palo acabó en un fuerte disparó que golpeó de nuevo el travesaño.

El encuentro finalizó con una fuerte tangana entre jugadores y equipo técnico

Galería. El encuentro finalizó con una fuerte tangana entre jugadores y equipo técnico / Fernando Negrete Sosa

Fueron los mejores minutos de los visitantes, que rápidamente se esfumaron gracias al tanto de Lauri, a balón parado. El valverdeño sacó una falta desde la izquierda que nadie desvió y el bote sorprendió al portero Luis, colándose al fondo de la red. Los locales lo celebraron por todo lo alto. Pudieron ampliar ventaja poco después, pero Javi Blanco controló mal un centro de Manu, anticipándose el defensor.

A falta de dos minutos para el final, en una de las contras valverdeñas, Manu fue derribado dentro del área señalándose penalti. Fue el propio delantero el que se encargó de ejecutar la pena máxima, para poner a los suyos con una gran ventaja, pero su disparo se fue alto.

Del 2 - 0 al 1 - 1

Se pasó del 2 a 0, al 1 a 1, tras una gran jugada que finalizó Eduardo dentro del área. Los visitantes lo celebraron con mucha euforia, quizás en exceso ya que los suplentes se dirigieron a los del banquillo valverdeño con términos y aspavientos fuera de lugar, lo que provocó una fuerte tangana entre jugadores y equipo técnico de ambos conjuntos. El colegiado saldó la polémica con varias amonestaciones.

Volviendo al fútbol, el Racing hizo una última intentona antes del pitido final que certificó el empate a 1.

Demasiado premio

El Moraleja se va de San Roque con demasiado premio si se tiene en cuenta el número de ocasiones creadas, ya que los valverdeños llegaron a contar hasta 10 oportunidades para hacer gol, incluido un penalti.

Tocará vencer el próximo domingo en el Campo de la Vega de Moraleja, para poder estar en la siguiente eliminatoria. Pero jugando como en este partido de ida, la victoria estaría más cerca.