Borja celebrando uno de sus goles / Fotos AOlivera

Tercera División

El pichichi actual de la Tercera División es valverdeño

Borja Romero, jugador del Olivenza, encabeza esta clasificación con 7 goles en 8 partidos

Fernando Negrete Sosa
FERNANDO NEGRETE SOSA

La Tercera División Extremeña es una competición de fútbol nacional y regional compuesta por 16 plantillas. Muchos de estos equipos son históricos del fútbol extremeño como el Moralo, Jerez, Plasencia, Trujillo, entre otros.

Hasta la temporada pasada, el Racing Valverdeño militó en esta categoría, enfrentándose a muchos de los mejores equipos extremeños, en los que hay jugadores de toda España, incluso de otras nacionalidades. Estamos hablando de jugadores con mucha calidad y destacar entre todos ellos es algo muy complicado y de mucho mérito.

Este es el caso del valverdeño Borja Romero, jugador del Olivenza, que actualmente encabeza la clasificación del pichichi de la Tercera División, con 7 goles en 8 partidos. Además, los dos últimos tantos que ha logrado el pasado fin de semana contra el Don Álvaro han sido el 50º y 51º a nivel personal en dicha categoría. Sin duda alguna, el ariete se encuentra en uno de sus mejores estados de forma y HOY Valverde de Leganés ha querido conocer su punto de vista sobre su situación.

Borja se formó en el Flecha Negra de Badajoz, desde infantiles hasta los juveniles, época en la que vino al Racing Valverdeño, donde ha conseguido importantes logros, siendo jugador destacado en los diferentes ascensos del club. Tras un cambio de aires, fichó por el Olivenza, siendo esta su quinta temporada en el club oliventino.

Mérito colectivo

«Ser el pichichi actual de Tercera era algo impensable para mi, pero solo me queda trabajar día a día para seguir aportando goles que ayuden al equipo a conseguir más victorias», afirma Borja sobre su actual pichichi, del que se quita mérito elogiando a sus compañeros de equipo, «este logro no es mérito personal, sino de todo el equipo, todos aportamos ese poquito que hace falta para que la situación esté saliendo como hasta ahora».

Borja es un jugador polivalente, puede jugar en la línea defensiva, en el medio, o como delantero centro. Sin duda, donde mejor explota sus cualidades es la zona de ataque, como está demostrando hasta ahora. Ha logrado goles de todos los colores y de gran calidad. Muchos aficionados valverdeños aún tendrán en la retina el golazo que logró en el Municipal de San Roque en la 2018-2019, ante el Racing Valverdeño, en uno de los últimos derbis disputados, colando el balón por una de las escuadras desde algo más de 30 metros. «Es complicado quedarse con uno solo. Todos los goles aportan algo al equipo y eso es lo importante. Si tuviera que decantarme por uno de los de esta temporada, sería el segundo de mi doblete ante el Don Álvaro, por todo lo que supuso en un campo difícil y complicado», afirma el ariete, quien destaca su efectividad de cara a portería, «se puede decir que estoy mejor que otros años, pero lo que decanta mi estado actual es la efectividad de cara a gol».

Enfrentándose al Miajadas / Fotos AOlivera

Un inicio irregular

Como en otras temporadas, al Olivenza le ha costado entrar en la competición, «es verdad que fue un inicio regular, pero hemos sido superiores en algunos partidos y no hemos sido contundentes, de ahí que llevemos 4 o 5 puntos menos, según mi opinión. Ahora debemos mirar arriba, eso es síntoma de hambre, pero siempre hay que saber salvar la categoría y una vez logrado, el trabajo diario decantará nuestra posición final», indica Borja sobre el inicio liguero de su club.

Sobre el Racing

También dedica unas palabras al Racing Valverdeño, «el equipo está muy bien, no es fácil perder la categoría, rehacer un equipo en poco tiempo y conseguir los resultados que está teniendo. Ojalá ese trabajo sea duradero y al final de temporada devuelvan al club a la categoría que merecen. Deseo que así sea y me alegraría como valverdeño que soy, como ex jugador verdiblanco y como amigo de muchos de los jugadores del equipo. Les deso toda mi suerte para el resto de temporada».

Finaliza el valverdeño con unas palabras de agradecimiento, «a todos los entrenadores que hasta el día de hoy han confiado en mí. De todos me he quedado algo que me hace mejorar día a día. En especial a César Cuéllar, que supo sacar algo más que un jugador de mí y fue el que a nivel personal más supo ayudarme en épocas menos buenas. También agradecer a toda mi familia, amigos y a los vecinos de Olivenza que me acogieron tan bien y que a día de hoy, aunque soy valverdeño, han despertado en mi corazón ese sentimiento oliventino. Gracias de corazón».