'Fuga de la Diabla'

'La Fuga de la Diabla' se supera ante 5.000 espectadores

El Ángel del Bien vence a La Diabla/Fernando Negrete Sosa
El Ángel del Bien vence a La Diabla / Fernando Negrete Sosa

La maligna volvió a escaparse un año después de la vigilancia de San Bartolomé para sembrar el pánico entre propios y extraños

FERNANDO NEGRETE y FNS

Un año más, Valverde de Leganés se vio inmerso en la oscuridad de la noche, y en esa oscuridad, varios miles de personas asistieron y fueron partícipes del espectáculo 'La Fuga de la Diabla', en su XVII edición, cuarta como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Pasadas las 22.00 horas, las fuerzas del mal formadas por un amplio séquito de demonios y malignas y, guiadas por 'La Diabla' que se volvió a escapar de la torre de la iglesia, comenzaban su largo camino por las calles valverdeñas sembrando el terror y pánico sobre todo el que se cruzaba en su camino, con un gran juego de fuegos artificiales y bengalas. También se podían ver personas diabólicos, gigantes, zancos y una temporada que ambientaba el espectáculo por allá por donde pasaban.

La Diabla y su ejército durante su recorrido
La Diabla y su ejército durante su recorrido / Fernando Negrete Sosa

En su recorrido, cientos de personas acompañaron a la comitiva para ver como la maligna y su ejército, destruían con fuego todos los elementos de protección colocados por la localidad para intentar detenerla. Pero de nada sirvieron los productos de la tierra, las cruces de Caravaca, los velones y luminarias, 'La Diabla' acabó con ellos y continúo abriéndose paso en dirección al auditorio municipal.

Antes de la gran lucha entre el bien y el mal, la maligna tuvo que elegir a los dos 'Bartolos' finalistas que en esta ocasión fueron Alvin (peña Daikiri) y Gene Simmons de Kiss (peña The People).

La Diabla quemando todo lo que encuentra a su paso
La Diabla quemando todo lo que encuentra a su paso / Fernando Negrete Sosa

En el Auditorio del Vergel, tras el parque de las Piletas se pudo comprobar la gran expectación de dicho espectáculo. Las gradas fijas y supletorias presentaban un lleno absoluto, no cabía ni un alfiler. Según la organización, unas 5.000 personas presenciaron esta nueva edición.

Como siempre, la batalla final se aderezó con numerosos fuegos artificiales y bengalas, junto con la aportación del pregón, de los Coros y Danzas, grupo de Gimnasia Rítmica, grupo de Sevillanas y Flamenco, zancos gigantes, saltarines y el sonido de los tambores, entre otros. Además, este año se contó con gran dispositivo de focos de luces que dieron un plus de espectacularidad.

Tras los bailes, hechizos y conjuros del mal, la 'Diabla' eligió al 'Bartolo' ganador que este año fue Alvin, que se salvaría del fuego final que destruyó a los otros 23 participantes.

La Diabla es llevada por su ejército del mal
La Diabla es llevada por su ejército del mal / Fernando Negrete Sosa

En este ambiente hostil y de oscuridad comandado por la maligna, cuando menos se los esperaban, hicieron entrada las Fuerzas del Bien, este año con un gran ejército dispuesto a terminar con el mal. Bajo la luz blanca que contrarrestaba a la oscuridad, el bien se planta frente al mal para comenzar la batalla final.

La 'Diabla' y el 'Ángel del Bien', ambos protegidos por sus escoltas, luchan en una intensa batalla de la que salen victoriosas las Fuerzas del Bien derrotando a 'La Diabla' que vuelve a caer presa y es encadenada y encerrada bajo la vigilancia de San Bartolomé, por lo menos, un año más.

La Diabla proclama vencedor al Bartolo Alvin
La Diabla proclama vencedor al Bartolo Alvin / Fernando Negrete Sosa

La victoria es celebrada por todos los presentes, de los que muchos bajan al escenario para felicitar y dar la enhorabuena a todos los participantes con besos, abrazos, fotografías, etc.

Tras estos minutos de celebración, el auditorio comienza a vaciarse mientras que las terrazas de los bares se llenan y es prácticamente imposible ocupar una mesa. Otros muchos se dirigieron a la plaza de la Constitución donde tuvo lugar el concierto de Privan de Camp 'El peor dj de España'.

La fiesta se alargó durante varias horas y continuó por las discotecas y pubs de la localidad hasta altas horas de la madrugada.

Lucha entre el bien y el mal
Lucha entre el bien y el mal / Fernando Negrete Sosa

La organización dispuso de un operativo de vigilancia y seguridad con la Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil, equipo médico y retén de bomberos.

Otras actividades

La Semana Mágica en Valverde comenzó con Los Bartolos el sábado 10 de agosto y desde entonces se han celebrado numerosas actividades como rutas, cine, talleres, etc. Dicha semana ha concluido este fin de semana con un amplio programa de actividades que, durante viernes, sábado y domingo, han entretenido a todos los participantes.

El viernes destacaron el desfile infantil 'La Fuga de la Diabla' en el que los pequeños valverdeños se visten con la indumentaria que se usa en el gran espectáculo, el conjuro mágico, el pregón anunciador y el pasacalles 'La Llegada de la Diabla' con la compañía 'Inferno', junto al Ejército del Futuro, Las Almas de la Noche y los Espíritus Malignos; el sábado talleres de magias, el juramento de las peñas bartoleras y el pasacalles con los Bartolos, además del gran espectáculo; y el domingo, más magia para pequeños y mayores y el espectáculo de hipnotismo de Max Verdié. Durante los tres días, se ha celebrado la Ruta de la Tapa, talleres para adivinar el futuro y de construir amuletos, degustación de cerveza, etc.

Celebración de la victoria del Bien
Celebración de la victoria del Bien / Fernando Negrete Sosa

Desde la organización se agradece la colaboración de todos los voluntarios y la asistencia a todos los valverdeños y visitantes. También se informa que se estudiarán los posibles fallos y los aciertos de esta edición para que en futuras ocasiones no repetirlos y mejorar en todo lo que esté en sus manos.