Don Agustín Fernández Caballero pregonero de la Feria de San Bartolomé 2011

Don Agustís Fernández Caballero durante su pregón
PREGÓN FERIAS

          Hasta este año, el Ayuntamiento había designado los pregoneros de nuestra Feria y Fiestas de San Bartolomé en personas que en su día tuvieron que marchar de nuestra localidad y se habían afincado en otros lugares de Extremadura o España. Para estas fiestas de 2011, la corporación ha abierto la posibilidad de que la figura del pregonero pueda ser alguien residente en nuestro pueblo, y en base a esta consideración, se decidió que fuera Don Agustín Fernández Caballero, párroco de Valverde de Leganés durante 45 años.

BIOGRAFÍA

          Don Agustín Fernández Caballero nació en el pueblo pacense de Valle de la Serena el 11 de diciembre de 1927. Estudió la carrera eclesiástica en el Seminario de Badajoz y realizó otros estudios y el Doctorado en Psicología en la Universidad Complutense de Madrid.

          Entre sus nombramientos y cargos destacan: Vicario Parroquial en Hornachos de 1952 a 1958. Párroco de Valverde de Leganés desde 1958 a 2003. Profesor de Psicología en el Seminario y en la Escuela Universitaria de Magisterio de Badajoz. Profesor de Pedagogía, Antropología y Sociología en el Seminario pacense. Profesor de Filosofía en el colegio Salesianos. Psicólogo de la Delegación Provincial de Educación de Badajoz. Nombrado Hijo Adoptivo de Valverde de Leganés en 1993. También fue nombrado concejal del ayuntamiento valverdeño en 1970.

          Don Agustín es autor de varios libros relacionados con su labor profesional y también ha publicado tres volúmenes que tratan distintos aspectos de la Historia de nuestro pueblo (Tras las Huellas de un Pueblo, Patrimonio de la Parroquia y Dehesas Goyales del Concejo y Evolución Diacrónica de Valverde de Leganés y sus Señoríos).

EL PREGÓN

          Desde el comienzo del Pregón, Don Agustín dejó claro que no lo dedicaría a aspectos históricos de nuestra localidad, sino que se centraría en el modo de ser y la idiosincrasia de sus habitantes. Hizo un repaso de como la evolución histórica, económica y social de Valverde ha ido forjando un carácter propio de sus habitantes que destacan por ser emprendedores y trabajadores, alegres, solidarios y con un gran afán de superación. Destacó también la religiosidad de los valverdeños a los que pidió, no solo que la mantengan, sino que la incrementen, así como su amor hacia Valverde de Leganés refiriendo varias renuncias a destinos importantes pero que requerían su cambio de residencia.  Sus últimas consideraciones las dedicó a las notables mejoras acometidas en nuestro pueblo en los últimos años, agradeciendo públicamente el esfuerzo realizado por los gobernantes locales y en especial del alcalde, Baldomero Jimeno. Terminó el pregón con una exclamación que desde el 2003, año de su jubilación, no le oíamos y que más de uno no dudábamos que aprovecharía la ocasión para resarcirse de ello: ¡¡HALA MADRID!!

          A lo largo de su intervención, Don Agustín fue interrumpido en varias ocasiones por los aplausos del numeroso público que acudió al acto en la Plaza de la Constitución. Terminado el pregón recibió por parte del alcalde valverdeño la insignia de oro con el escudo de Valverde de Leganés y una placa conmemorativa.