Belén Rastrollo Palacios / Cedida

Gente Cercana

Belén Rastrollo, la exposición en que se confiesa

La valverdeña cuelga más de 50 de sus obras en una muestra titulada 'Parte de mí' y que constituye la primera que se realiza en el Centro del Conocimiento

Fernando Negrete Sosa
FERNANDO NEGRETE SOSA

El 3 de noviembre, la sala de exposiciones del nuevo Centro del Conocimiento fue inaugurada con la primera muestra, en la que la protagonista fue Belén Rastrollo Palacios. La valverdeña dio a conocer su exposición 'Parte mí', que está compuesta por más de 50 trabajos en los que, como ella mismo manifestó, parte de ella va en cada uno de los cuadros.

Estuvo acompañada por familiares, amigos y vecinos de Valverde, que se mostraron asombrados de la gran calidad de todos sus trabajos, muy conseguidos y realizados con diferentes técnicas. Tuvo tiempo para dirigir unas palabras a los presentes y, algo emocionada, dio las gracias a todos por su presencia y al Ayuntamiento por confiar en ella para esta inauguración de la sala de exposiciones.

Belén nació el 21 de diciembre de 1977 en Valverde, siendo la menor de los cuatro hijos de Manuel Rastrollo Aparicio y Josefa Palacios Castaño.

Interés por el arte

Vivió su infancia en la finca 'El Adobal', pero cuando tenía 11 años se trasladaron a vivir a Valverde. Cursó infantil y EGB en el Colegio Público 'César Hurtado Delicado', y la ESO en el Instituto de Educación Secundaria 'Francisco Vera' de Alconchel. Desde pequeña siempre mostró interés por el arte y por ello, ganó varios concursos escolares en ambos centros educativos. Dada su inclinación hacia el arte, a su devoción por el arte, estudió el Bachillerato de Arte en el Reino Aftasi de Badajoz, en su primera promoción. Reconoce Belén que durante el bachillerato adquirió mayor aprendizaje sobre arte y técnicas, además, fue en este periodo cuando puso en marcha su primera exposición, en el Rectorado de la Universidad y la Diputación de Badajoz, junto a sus compañeros de instituto. Al finalizar, inició sus estudios de Bellas Artes en la Universidad BBAA de Sevilla, pero no los finalizó por motivos económicos.

Comenzó sus estudios de Bellas Artes en la Facultad de Sevilla, pero los abandonó por motivos económicos

Belén se ha dedicado a trabajar en el campo, recogiendo fruta o aceitunas, y en los almacenes de manipulación de fruta, pero lo que siempre ha hecho es estar ligada, de una manera u otra, al arte.

Se casó en 2002 con José María Antúnez Mato, natural de San Rafael de Olivenza, donde residen desde entonces. En 2005 y 2008 nacen sus dos hijos, Belén y José María.

Problemas auditivos

Belén, a lo largo de su vida ha presentado diversos problemas auditivos, por los que ha tenido que ser intervenida en varias ocasiones. Estos problemas le han ocasionado pérdida auditiva, pero también algunos trastornos neurológicos, vértigos, inestabilidad, etc. Todo ello ha limitado y condicionado su vida.

Este inconveniente no ha evitado que Belén haya dedicado toda su vida al arte, hasta el punto de llegar a pintar alrededor de 140 obras, que las tiene repartidas por todas España (Navarra, Madrid, Cádiz, Granada, etc., y la gran mayoría en Badajoz). Son muchas las personas que, a sabiendas del don de Belén, le piden encargos para poder colgar en sus paredes.

Varias vecinas opinan sobre las obra de Belén, al fondo de la imagen / Fernando Negrete Sosa

De entre todas sus obras, aunque es muy difícil quedarse con alguna ya que todas son importantes, la valverdeña destaca tres: 'Papá', de su padre de mayor, que la hizo con él presente; 'Ternura', un retrato que le hubiera gustado hacer con su madre, pero no pudo ser, y en él refleja la ternura que guardan los mayores casi a la partida de este mundo con sus seres queridos más noveles; y el 'Homenaje a las víctimas de la COVID-19', que ha sido su obra que más visualizaciones ha tenido en las redes sociales llegando a diferentes lugares como México y Nueva York.

Numerosas exposiciones

Pero Belén no solo pinta cuadros, también realiza otros tipos de realizaciones artísticas como restaurar pinturas antiguas en cuadros al óleo, manualidades como crear tejas decorativas con pasta, mosaicos en baldosas o incluso garrafas pintadas. Son tantos sus trabajos que a lo largo de su vida los ha ido mostrando en numerosas exposiciones. En 2014 expuso por primera vez en el Museo González Santana de Olivenza en el certamen Pintores Oliventinos, volviendo a repetir en el mismo certamen en 2016; en 2015 estuvo en el certamen Expobodas en el Hotel Herederos; en marzo de 2016 dio a conocer una pequeña colección del mundo del toro y el caballo en la Feria del Toro de Olivenza; en abril del mismo año expuso estas mismas obras en la Feria del Toro de Táliga; en 2018 y 2019 participa en las ediciones de ValverArtex, pintando en directo y exponiendo junto a sus alumnos de los talleres de pintura que imparte; también muestra su colección taurina en La Parra en enero de 2020 en las I Jornadas Taurinas; y en marzo de mismo año, expone por primera vez en San Rafael, en el Bar H&H.

Belén Rastrollo también ha sido partidaria de mostrar sus habilidades, de hacérselas llegar a los que comparten su afición por el arte, y es por ello que ha dedicado parte de su tiempo a impartir talleres de pintura al óleo, pintura en teja, dibujo, modelaje, etc., llevados a cabo en en la Universidad Popular de Valverde y en San Rafael. También ha trabajado para la tercera edad y para ADISVAL (Asociación de Discapacitados de Valverde), con la Asociación de Vecinos de San Rafael, o la Asociación de Mujeres de Valverde, entre otros.

Su exposición 'Parte de mí' está compuesta por más de 50 trabajos en los que, 'parde de ella' va en cada uno de los cuadros

Otros trabajos que destaca son la restauración del retablo de la Iglesia de San Rafael junto a sus alumnas del taller de restauración de dicha localidad, las muestras de sus obras a los usuarios del Centro de Día de Valverde junto a su amigo Juan Ángel García Corbacho, o el retrato al valverdeño Luis Zahiños González, quien le dedicó una de sus poesías.

Como dice Belén, todos sus trabajos son especiales y de todos ha aprendido, con muchos ha hablado, con otros ha sonreído, pero también ha llorado. Parte de ella va en cada uno de sus obras.