Procesión de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores el Miércoles Santo/Ayuntamiento

Procesión de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores el Miércoles Santo / Ayuntamiento

Semana Santa Las imágenes de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores salen en procesión tres años después

Tuvo lugar la procesión del Nazareno este miércoles santo, con el canto del Vía Crucis, en un recorrido que duró unas tres horas

Fernando Negrete Sosa
FERNANDO NEGRETE SOSA

Este miércoles santo ha continuado la celebración de la Semana Santa en Valverde de Leganés, con la salida de las imágenes de Jesús Nazareno y Nuestra Señora de los Dolores, que han vuelto a las calles de la localidad tres años después. Por ello, ha sido una jornada muy especial y emotiva para los fieles, que acompañaron a la procesión durante todo el recorrido, que se alargó durante unas tres horas.

A las 19.30 horas fueron las confesiones en la parroquia de San Bartolomé, donde media hora más tarde dio comienzo la santa misa. Tras ella, pasadas las 21.00 horas, comenzó la procesión de Jesús Nazareno, acompañado por Nuestra Señora de los Dolores, durante la que se hizo el Rezo del Vía Crucis.

Desde la Ermita del Cristo

La procesión se inició en la Ermita del Cristo, desde donde salieron ambas imágenes a hombros de los voluntarios y voluntarias, que como siempre, hicieron un gran trabajo de coordinación y sumo cuidado para no dañarlas. La marcha, en la que iban el párroco José María Sánchez; la presidenta de la Hermandad del Santísimo Cristo, Candelaria González, parte del equipo del gobierno, un buen número de nazarenos y demás fieles, fue por plaza Donantes de Sangre, calle Ángel Velázquez, plaza Luis Chamizo, calle San Juan, Félix Soto, Goleta, Luisa Marín, Los Caños, La Nave, Arroyo del Lugar, Luisa Marín, Riscos, Altozano, callejón Moreno, plaza Luis Chamizo, Ángel Velázquez, plaza Donantes de Sangre para volver a la Ermita del Cristo, donde las imágenes volvieron al templo para dar por finalizada la jornada.

Fueron unas tres horas de procesión, en las que el momento de más emoción fue el encuentro que se hizo en la Goleta, con ambas imágenes cara a cara en un suave vaivén muy coordinado por los fieles que tenían las imágenes a sus hombros.

Todo el recorrido estuvo acompañado por la Policía Local y Protección Civil, que controlaron el tráfico en los puntos más concurridos del recorrido evitando posibles incidentes. Anteriormente al desfile se había advertido a todos los vecinos para retirar sus vehículos estacionados en las calles por donde pasaba la procesión, para una mayor vistosidad.