Piedra Aguda

CHG reserva Piedra Aguda para abastecer Valverde y el riego con agua del Guadiana

Cuneta y carretera de San Francisco de Olivenza el 7 de septiembre/JD
Cuneta y carretera de San Francisco de Olivenza el 7 de septiembre / JD

Confederación advierte de que si no llueve habrá «escenarios de alerta» en invierno

Fernando Negrete
FERNANDO NEGRETE

En el número anterior de HOY Valverde, se anunciaba que la Confederación Hidrográfica había remitido un documento al ayuntamiento valverdeño informando que el pantano de Piedra Aguda había superado el nivel de alerta por su bajo nivel.

En el HOY regional del 2 de septiembre, se daba cuenta de una información de la agencia EFE en la que la CHG comunicaba que, aunque no se había producido problemas de abastecimiento relevantes, en el pantano de Piedra Aguda había sido preciso activar en el mes de agosto el bombeo desde el río Guadiana para el riego de su Zona Regable, reservando el volumen embalsado para el abastecimiento de Olivenza y Valverde (aunque Valverde no figuraba en la noticia).

También advierte la CHG que si no se producen lluvias en el próximo invierno se alcanzarán escenarios de alerta o emergencia en numerosas Unidades Territoriales, lo que conllevaría para el año 2020, restricciones generales e importantes en muchas zonas regables de la cuenca y la necesidad de movilización de recursos adicionales para el abastecimiento urbano.

El 1 de septiembre el nivel de Piedra Aguda apenas superaba los 16 metros, lo que significa un volumen embalsado de 6 Hm3, un 37% de su capacidad total. Actualmente, con el uso del agua solo para consumo urbano, el ritmo se descenso será bastante más lento que cuando también se destina a riego.

Cuneta y carretera de San Francisco de Olivenza el 7 de septiembre
Cuneta y carretera de San Francisco de Olivenza el 7 de septiembre / JD

Debido a esta situación, todas las instancias comprometidas con la gestión de los recursos insisten en la necesidad de que la ciudadanía tenga un consumo responsable de un bien tan preciado y cada vez más escaso como es el agua. Todo parece indicar que estamos abocados a que se impongan medidas de control en el consumo, que terminen con la imagen de personas regando paredes y fachadas, grifos abiertos innecesariamente, baños en vez de duchas, derroche en el riego de algunas parcelas de las zonas de regadío, el abuso en el llenado de piscinas particulares, pozos ilegales, etc.