Toros

Tarde taurina en las fiestas de San Bartolomé

Paseillo en el inicio de la tarde taurina/AMA
Paseillo en el inicio de la tarde taurina / AMA

Pintiado abre la puerta grande en San Roque

FERNANDO NEGRETE y ÁNGEL MORENO ÁLVEZ

De nuevo un año más, con mucho esfuerzo para las autoridades pertinentes como Ayuntamiento y Diputación, los valverdeños y vecinos de los alrededores han podido disfrutar de un bonito festival taurino sin picadores, en el que se lidiaron seis novillos de la ganadería Vistalegre afincada en Olivenza, y que fueron lidiados por J.A. García Corbacho, Antonio Pintiado y Yeray Gómez. Presidiendo el festival estuvo Cristo González, Concejal de Cultura del Ayuntamiento valverdeño, acompañado por la veterinaria Patrica Sancho Cruz y el asesor taurino Manolo Jimeno, presidente del Club Taurino de Cáceres. En todo momento, el festival estuvo amenizado por la Banda de Música de Bienvenida, a la que se le agradece su asistencia ya que la local no pudo prestar su servicio. Sin olvidar un precioso tiro de percherones y la cuadrilla pertinentes entre las cuales formaba parte como banderillero local Juan Luis Moreno, después de su retirada como novillero con caballo. También nombrar mozo de espada en el callejón a José Manuel Rodríguez y Pablo Moreno, hermano del mencionado Juan Luis, además de areneros entre los cuales estaba el valverdeño Pedro Moreno.

Corbacho gustándose con el de Vistalegre
Corbacho gustándose con el de Vistalegre / AMA

Una vez terminado el paseíllo, sonaron clarines y timbales para dar paso al primer novillo de la tarde negro y bragado, lidiado por J. A. Corbacho, que recibió con una larga cambiada la cual sirvió para que todos los aficionados viesen las ganas e intenciones del novillero, y que no pudieron ser expuestas ya que el antagonista no acompañó. Pronto aprendió lo que se quedaba atrás, causando varios revolcones sin mayores consecuencias. Brindó a su mozo de espada José Manuel Rodríguez. Faena emocionante con fallos en los aceros que privó de triunfo a Corbacho.

Chicuelina a pies juntos de Pintiado
Chicuelina a pies juntos de Pintiado / AMA

En segundo lugar, Antonio Pintiado recibió a pies juntos a un bonito castaño vociblanco con mucha chispa. Le sirvió a Pintiado para deleitar a los aficionados con una gran, surtida, y variada, tanda de muletazos que sirvieron para cortar dos orejas después de una certera y efectiva tocada.

Derechazo de Yeray
Derechazo de Yeray / AMA

Seguidamente llegó el turno de Yeray Gómez que dio permiso a toriles para abrir la puerta por donde asomó un mulato cornidelantero que recibió de rodillas. Un buen novillo que pronto entendió Yeray y metió al público en el bolsillo. Lástima que fallara en los aceros.

Llevando al mejor de la tarde al centro del ruedo
Llevando al mejor de la tarde al centro del ruedo / AMA

De nuevo, a Corbacho le apareció en el ruedo el mejor de la tarde, un castaño contrapio y noble, el número once de Vistalegre al que Corbacho llevó al centro de la plaza chicuelina a chicuelina para acto seguido llegar al tercio de banderilla, donde actuó el banderillero Luis Miguel Amado, que se llevó el premio al banderillero más completo de la tarde. Empezó el último tercio de la faena, premiada como la mejor de la tarde con voltereta del novillo a consecuencia de la calidad de su envestida. Ya Juan Ángel, metido en el trasteo, hizo disfrutar de grandes tandas al público. Todos disfrutaron, público y torero, del novillo. Lástima que fallase nuevamente con los aceros. Merecida vuelta al ruedo entre palmas para el novillo y oreja para Corbacho, que entregó el vecino y arenero, en este caso, Pedro Moreno, a falta de aguacil en la tarde.

Inicio de faena con rodilla en suelo
Inicio de faena con rodilla en suelo / AMA

En quinto lugar, de nuevo Pintiado recibió a un mulato muy parejo con el primero de la tarde entrapio, color y personalidad; gran tercio de banderillas, en el cual el espadas pidió música y ofreció por completo a su banderillero, Juan Luis Moreno. Tercio que el vecino desempeñó como acostumbra y le valió para desmonterarse. Ya Pintiado con la muleta, como su hermano lidiado en primer lugar, dio varios sustos al novillero, que pronto comprendió que había que hacer las cosas muy bien hechas y con cabeza. Técnica y experiencia que se adquiere en la Escuela Taurina siendo así la única manera que se le sacara partido a la situación, difícil partida que consiguió el novillero y que los buenos aficionados valoraron enormemente. Lástima que se fallara con los aceros, que fue la incesante situación en casi todos los novillos a lo largo de la tarde.

Satisfacción después del trabajo bien hecho
Satisfacción después del trabajo bien hecho / AMA

Por último, Yeray recibió a su antagonista negro mulato que sacó a los medios por chicuelina a pies juntos. Yeray ofreció un quite a su compañero y vecino de adopción Corbacho, que aprovechó para deleitar al público con bonitos pases. Lástima que en el remate final lo desarmase, lo que empañó la bonita tanda. Ya Yeray con muleta en mano pidió permiso a la presidencia para brindar al público allí presente y así empezar su faena con rodilla en tierra. Complicado novillo para la corta carrera del novillero, que consiguió tandas interesantes que le hubieran valido para cortar triunfos de no haber fallado con los aceros nuevamente.

Finaliza la tarde con la salida de los novilleros con sus correspondientes cuadrillas de la plaza, entre calurosa ovación, para en último lugar abandonar el ruedo a hombros el claro y merecido triunfador Pintiado.

De nuevo agradecer a las personas responsables de celebrarse el festival y de hacer disfrutar a todos los aficionados de esta amena tarde entre vecinos, familias y amigos. Ya llegó la hora de despedirse y con suerte, hasta el año que viene. Muchas gracias.

Ángel Moreno Álvez.